Inicio Acción educativa Orientación Altas capacidades

Altas capacidades

Trabajamos con el talento de nuestros alumnos

En La Asunción entendemos que un niño es un alumno con grandes inquietudes por aprender, creativo, al que hay que dar siempre respuesta. En nuestras aulas nos encontramos niños muy diversos, algunos de ellos con capacidades que de forma sorprendente dan soluciones a los problemas de cada día. Es necesario enriquecer a estos alumnos con altas capacidades y alimentar esos talentos para lograr el máximo desarrollo posible.

En el Colegio La Asunción de León llevamos a cabo un programa de intervención INTEMO “Programa de enriquecimiento psicoeducativo-social para alumnos de altas capacidades”, que pretende dar una respuesta adecuada a estos alumnos y proporcionarles un ambiente de aprendizaje que ofrezca el máximo de oportunidades para cada alumno en el momento presente y para su futuro.

INTEMO es una vía para lograrlo y el objetivo es equilibrar lo que saben o les podemos enseñar y ellos aprender, con lo que sienten o viven. Nuestro fin último es lograr que el niño sea feliz. Por este motivo, cada sesión posee una doble finalidad y, además de lograr los objetivos concretos, es fundamental que el alumno disfrute aprendiendo para potenciar todas sus grandes capacidades. Este es el fin último del programa que reúne todos los requisitos expuestos y que cada año se lleva a cabo con los alumnos de altas capacidades del colegio, variando los temas según los intereses y necesidades de los alumnos con los que vamos a trabajar.

Es un programa con una estructura clara pero completamente flexible y que, en función de las características y desarrollo de los alumnos, materiales que se dispongan, recursos espaciales, etc, se podrá modificar, enriquecer y cambiar todo lo que sea preciso. Los objetivos se podrán lograr de la misma forma, ya que lo que pretende ser este programa es un banco abierto de material e ideas a desarrollar partiendo de las pasiones, capacidades y aptitudes de los alumnos. Con él, se pretende ampliar sus intereses y despertar en ellos sentimientos que quizás antes no hayan experimentado, disfrutando y aprendiendo de forma diferente, donde prime el juego y la creatividad que ellos tendrán que demostrar en cada sesión.

El programa posee un eje vertebrador, que va cambiando cada año, por ejemplo, la literatura a lo largo de la humanidad. Se compone de tres partes o aspectos que se trabajarán en cada una de las sesiones. Este programa es grupal pero se intercalan momentos individuales según las necesidades del alumno y de las familias. Queremos destacar este

último aspecto clave, especialmente con las familias, ya que en cada trimestre es importante tener un momento de intercambio para asegurarnos de que todo está equilibrado en el niño-adolescente para que el aprendizaje sea armónico e integral.

Todas las sesiones tienen un lema del día como motivación y eje de la sesión. La periodicidad será semanal y si fuera posible se aumentará. El tiempo de cada sesión será de una hora aproximadamente, irá precedida de “un momento inicial o cero”, que a continuación pasamos a detallar:

- “Momento Cero y/o seguimiento”: Cada sesión comienza con un momento individual en el que el maestro debe preguntar y asegurarse de que cada alumno dispone de su momento de expresión donde nos cuente si tiene alguna inquietud o preocupación. Es importante realizar, cada cierto tiempo, un seguimiento detallado de cada una de las asignaturas de los chicos para comprobar que todo esté bien o tomar las decisiones oportunas para que el alumno aproveche su potencial cada día en la Asunción. Dedicar un tiempo de escucha a los alumnos, es uno de los secretos en el INTEMO.

- Primero, “Momento de entrenamiento cognitivo” (más de 10 minutos): Este bloque con el que comenzaremos cada día se basa en juegos matemáticos que potencien y desarrollen capacidades. Se deben realizar desde diversos medios: partiendo del ordenador, manipulando objetos y, por supuesto, realizando los tradicionales problemas de razonamiento lógico donde, a partir del uso del papel y lápiz y con su razonamiento, lleguen a la solución correcta. Es importante insistir en que no sólo hay que llegar a obtener la respuesta correcta sino que se debe mostrar y expresar el razonamiento que han utilizado para llevarlo a cabo. Además es necesario que expresen sus resultados unos días de forma escrita y otros de forma oral para trabajar no sólo el aspecto lógico-matemático, sino también el lingüístico. De este modo, afrontan una situación y tienen que desenvolverse dando una explicación en grupo, enseñando realmente lo que se ha aprendido y se trabaja todas las inteligencias múltiples. Esto es básico para potenciar al máximo sus capacidades, promoviendo el aprendizaje autorregulado y la potenciación de la zona de desarrollo próximo.

- Segundo, “Trabajo” (menos de 20 minutos): Cada día se trabajará un tema distinto. Para llevarlo a cabo de una manera diferente a la estrictamente escolar, se intentará presentar material y medios diversos, utilizando distintas estrategias metodológicas innovadoras y motivadoras, que cada día sorprendan al niño y, como ya se ha destacado, al mismo tiempo que se amplían sus intereses. Partirán de lecturas variadas de libros o artículos, lectura de periódicos o vídeos. La clave está en intentar provocar no sólo el conocimiento de un tema, sino el establecimiento de relaciones con lo que saben, trabajando desde un punto de vista diferente y suscitando reflexiones e intercambio de opiniones. Al mismo tiempo, se logra que descubran posibles temas de investigación o de estudio que quizás nunca hubieran pensado.

- Tercero, “Creatividad” (unos 10 minutos): Este bloque consiste en poner en práctica el trabajo llevado a cabo ese día o en las últimas sesiones, de forma original. Se podrán realizar talleres creativos... El objetivo es potenciar en el alumno la creatividad a todos los niveles (manual: con expresiones artísticas de distinto índole desde pinturas a platos culinarios, etc escrita: con redacciones novedosas, oral: provocando reflexiones originales y únicas…), ayudándoles a asimilar contenidos, contribuyendo a su autoconocimiento y autorrealización y a que se sorprendan ellos mismos de sus capacidades, intereses y se superen cada día, desde una auto exigencia adecuada.

Para finalizar, es importante que cada sesión se cierre con la pregunta, ¿Qué he aprendido?, ¿Qué me llevo? o ¿Qué es lo que más me ha gustado?, ¿Qué ha sido lo más difícil? Esto se podrá realizar de formas distintas como poniéndolo por escrito en un papel o formar un dibujo, utilizando organizadores gráficos o rutinas de aprendizaje. Es clave realizarlo para comprobar lo aprendido y poder modificar lo que sea necesario para la sesión siguiente, asegurándonos que van progresando y avanzando en el afrontamiento de estrategias y/o aprendizajes.

Además, a lo largo de todas las sesiones potenciaremos otros aspectos claves para estos alumnos, como la madurez, las habilidades sociales y educación emocional. Estos tres aspectos tan importantes serán un eje continuo de trabajo, para que cada día sean más autónomos y puedan resolver y afrontar las situaciones. Además, en momentos según las necesidades de los alumnos se trabajarán estrategias de técnicas de estudios, organización, atención para minimizar olvidos, niveles de exigencia, o cómo afrontar momentos de estrés-ansiedad (estos temas se llevarán a cabo especialmente en el “Momento Cero” de cada sesión en el seguimiento del alumno). Se recomienda hacer cada día una evaluación rápida de la sesión que permita ser consciente de lo que ha funcionado, cuáles son los puntos fuertes y qué aspectos es necesario remarcar o cambiar para la próxima o sucesivas sesiones.

De esta forma el Departamento de Orientación de La Asunción pretende realizar un trabajo en equipo, coordinado desde Primaria hasta Secundaria para lograr un equilibrio entre lo que nuestros alumnos saben y sienten, y mirando hacia lo que podrán ser.

0
0
0
s2smodern